Bélgica,  EUROPA

Qué comer en Bélgica

Bélgica es un país con una gastronomía bastante característica, con platos muy conocidos que no siempre se asocian con este país. Es por ello que en este artículo te voy a hablar de qué comer si tienes pensado viajar a Bélgica con poco presupuesto. Deja que te recomiende unas cuantas cosas que no deberías perderte y que seguro que te encantarán. 

Gofres belgas
Agárrate bien que vienen delicias.

Si algo se puede decir de la gastronomía belga es que es variada y asequible. Es fácil encontrar opciones para todos los gustos y con un amplio rango de precios, lo que significa que no necesitas gastarte mucho dinero para poder disfrutarla (cosa que se agradece). Evidentemente, la gastronomía belga dispone de platos mucho más elaborados que encontrarás en restaurantes, pero no suelen ser baratos.

El gasto en comida puede variar considerablemente en función de dónde y qué decidas comer. Si, como nosotros, viajas con presupuesto low cost, no te preocupes ya que a continuación te voy a hablar de 5 delicias gastronómicas belgas muy asequibles. Así podrás probar parte de los sabores del país sin que te cueste demasiado.

Gofres

Posiblemente la comida más reconocible y fácil de asociar a Bélgica sean los gofres. Existen diferentes tipos que se diferencian entre sí por el tipo de masa utilizada. Los más conocidos son los «gofres de Bruselas», hechos de una masa con levadura que les da una consistencia más ligera y esponjosa.

Aunque mis favoritos fueron los gofres de Lieja, con una masa más densa y con más azúcar que da lugar a que el exterior del gofre se caramelice. Nosotros los probamos en Waffle Factory en Bruselas y sin duda volveríamos a repetir.

Gofres lieja comida Bélgica
Los tomamos con chocolate blanco y caramelo y estaban espectaculares.

En cualquier puesto o establecimiento te los servirán calientes y con el topping que prefieras, desde azúcar glass hasta fresas con chocolate, pasando por otra infinidad de sabores dulces. Incluso en algunos locales más grandes puede que te topes con versiones saladas de los gofres.

Patatas fritas

Sí, has leído bien, las patatas fritas son belgas. También conocidas como “frites”, son uno de los platos más típicos y reconocibles que puedes comer en Bélgica. Y dirás «pero si patatas fritas puedo comer en cualquier país, no voy a ir a Bélgica a comer patatas fritas». Error.

Te aseguro que no he comido unas patatas fritas más deliciosas en mi vida. Lo que hace las hacen tan especiales es la forma en la que están cocinadas. Se fríen dos veces, primero a fuego lento y después a altas temperaturas, quedando blanditas por dentro y muy crujientes por fuera. 

Patatas fritas belgas con salsas
Tienen una pinta impresionante. Se me cae la baba solo de volver a verlas.

Gracias a su popularidad podrás encontrarlas en prácticamente cualquier ciudad de Bélgica y a precios muy razonables. Además, suelen tener varios tamaños de ración a escoger y, en la mayoría de casos, es fácil encontrar algunas con cantidad más que suficiente para que coman dos personas.

Por si fuese poco, muchos locales ofrecen una gran variedad de salsas con las que puedes acompañar las patatas y hacerlas todavía más deliciosas. Mención especial a la salsa de curry-ketchup que probamos en T Brugsch Friethuys en Brujas, impresionante.

Chocolate y bombones

Volviendo al sector dulce, el chocolate belga es reconocido a nivel mundial por su calidad. Además es el ejemplo perfecto de que en Bélgica puedes encontrar algo para todos los gustos. ¿Por qué digo esto? Sencillo: cualquier tipo de chocolate que se te ocurra que pueda existir, lo vas a encontrar.

Desde sabores intensos a suaves, opciones clásicas como el chocolate negro o con leche o mezclas con caramelo, sal, frutos secos y todo tipo de opciones. Hay tantas variedades que es bastante complicado decantarse por cuál probar.     

Chocolate belga qué comer en Bélgica
Lo de que los hay de todas las formas no es ninguna exageración. Júzgalo tú misma.

Si bien es cierto que el chocolate belga está considerado como un “artículo de lujo”, nada más lejos de la realidad. Gracias a la enorme cantidad de tiendas donde podrás comprarlo suele haber opciones con precios asequibles. Aunque, por supuesto, también podrás encontrar tiendas de las marcas chocolateras más selectas, con su correspondiente coste.

La mejor manera de probar chocolate belga de forma diversa es a través de los bombones, otro de sus clásicos gastronómicos. En lugar de comprar una caja completa, puedes escoger bombones sueltos de diferentes sabores y probarlos.

El precio también cambia mucho en función de dónde los compres y de si son o no de marca. Sin embargo, en la mayoría de ciudades, en especial en Brujas, Gante o Bruselas, encontrarás muchísimas tiendas con ofertas por cantidad de bombones, como 6 piezas a 4€.

Bombones de Brujas Bélgica
El tamaño suele ser bastante decente y muchos de ellos están rellenos. Toda una delicia.

Mejillones

Servidos junto con patatas fritas, los mejillones están considerados el plato nacional de Bélgica. Desafortunadamente, poco puedo decir desde la experiencia personal sobre esta comida; ni a Víctor ni a mí nos gustan los mejillones así que no los probamos.

Pero si a ti sí que te gustan, te animo a probarlos ya que dicen que están buenísimos. Además, al ir acompañados de las patatas fritas belgas es casi un dos por uno. Eso sí, probablemente sean la opción menos asequible de esta lista.

Cerveza

Por último y como acompañamiento para toda esta comida, no podemos olvidarnos de las cervezas belgas. Hay muchísimas marcas entre las que elegir con una infinidad de tipos de cerveza. Algunos locales incluso tienen sus propias cervezas tradicionales.

Cata de cervezas belgas en Brujas
La cata que hicimos en Brujas.

En la mayoría de los bares podrás encontrar una buena selección de cervezas, pero algunos además ofrecen la opción de hacer una cata. Suelen ofrecer varias alternativas, entre cervezas fuertes, afrutadas, artesanales y muchas otras. Suelen rondar los 10€ por 4 o 5 tipos de cervezas (de unos 20cl) y algunos aperitivos. Nosotros hicimos una en Brujas y nos encantó.

Otra alternativa muy asequible de probar varios tipos de cerveza es comprar en un supermercado y hacer una cata privada en tu alojamiento. No tiene el mismo glamour que un bar, pero tendrás tantísimas opciones entre las que elegir que seguro que se te olvida. Suelen costar entre 1-3€ cada botellín, por lo que te saldrá mucho más barato y te será más fácil escoger que mirando una carta.

Nosotros nos decantamos por estas 6, pero hay cientos de marcas entre las que elegir.

Como cuento en otros artículos, las comidas fuertes como cenas las solemos realizar en el apartamento para ahorrar; pero estas opciones están muy bien para comer a mediodía o merendar. Espero que este artículo te haya sido de utilidad. Y si tienes recomendaciones sobre cosas que probar en Bélgica o sobre dónde comer, no te olvides de dejarlas en los comentarios.

Pin para Pinterest sobre qué comer en Bélgica de Con cuadros y a lo loco

2 Comentarios

  • Maria

    El artículo es de vergüenza, los datos los sacaste del google? Cualquier persona sin visitar Bélgica ya sabe lo que cuentas. No hay ni una sola comida de verdad, supongo que habréis comido (si habéis ido) solo chocolate y patatas fritas, verdad? Y goffres con cerveza, obviamente. De pena

    • Pilar

      En primer lugar: sí, estuvimos en Bélgica. Las fotos son nuestras y casi toda la información está sacada de nuestra experiencia e investigación previa al viaje.
      Por otra parte, si en lugar de simplemente criticar te hubieses molestado en leer algún otro artículo del viaje (o simplemente la descripción de este blog) hubieras visto que hacemos viajes low cost. Es decir: no, no comemos en restaurantes (sorpresa, son caros). Claro que hay más platos, a 20€ por persona, cosa que no se ajusta a nuestro bolsillo. En general en los artículos de preparación de viaje y de presupuesto cuento siempre que desayunos y cenas los hacemos en el apartamento, por lo que, aunque te sorprenda: sí de nuevo, nuestras comidas fuera de casa fueron patatas fritas, cervezas con picoteo y hamburguesas otro día. Y de merendar gofres y chocolate.
      Por todo esto es por lo que me limito a hablar sólo de estas opciones gastronómicas. Pero gracias a tu comentario absolutamente nada constructivo añado también a este artículo las aclaraciones pertinentes repitiendo esto mismo, para que a gente como tú le quede claro el por qué de estas comidas y no otras. Si quieres encontrar información de otros platos, internet es amplio y estoy segura de que la propia web de turismo de Bélgica tiene mil cosas que contarte al respecto.
      La verdadera pena no es que nuestro artículo no te haya servido, sino que tú no tengas nada mejor que hacer que poner comentarios negativos en internet. Un saludito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *