Bélgica,  EUROPA

Qué ver en Bruselas en 1 día gratis

Bélgica es un país con mucho que ofrecer y muchas ciudades que descubrir, y por supuesto no podemos pasar por alto su capital: Bruselas. Es una de las capitales con opiniones más divididas sobre si merece la pena o no. O la amas o la odias. Por suerte, es una ciudad que se puede visitar muy rápidamente, por lo que te voy a contar cuales son los imprescindibles que tienes que ver en Bruselas en un día (y además gratis). Así si te quedas con ganas de más puedes volver, y si ni fu ni fa, al menos habrás visto lo más destacable.

Parque del Cincuentenario y Arco del Triunfo

En la zona este de Bruselas nos encontramos con el Barrio Europeo, hogar de múltiples instituciones europeas importantes y de aspecto relativamente moderno. Sin embargo, es precisamente allí donde se sitúa uno de los grandes iconos de la ciudad: el Arco del Triunfo. También conocido como Arco del Cincuentenario por su localización en el parque homónimo, se construyó para conmemorar el 50 aniversario de la independencia de Bélgica.

Aunque el arco es el elemento más famoso del Parque del Cincuentenario, no es la única estructura digna de admiración. A ambos lados del arco se extienden los Palacios del Cincuentenario, cuya función actual es la de museos. El más destacable, para mí gusto, es el Museo de Bellas Artes, con su fantástica cúpula elevándose frente a los jardines. El propio parque en sí no es muy grande, por lo que podrás visitarlo rápidamente antes de continuar con el resto de cosas a ver en Bruselas.

Parque del cincuentenario Bruselas
El ambiente del parque en general es bastante agradable.

Parlamento Europeo

En pleno corazón del Barrio Europeo, y otorgándole nombre al mismo, se encuentra una de las sedes del Parlamento Europeo. Está compuesto por varios edificios, de los cuales solo se pueden visitar un par. El resto están cerrados al público por motivos laborales obvios. Los dos que se pueden visitar son el Parlamentarium y la sala del hemiciclo del Parlamento Europeo. Ambas son de acceso gratuito, previa identificación con un documento de identidad en regla, pero tienen un horario limitado.

Para ver el hemiciclo del Parlamento Europeo de Bruselas es necesario atenerse a las horas de visita concertadas. Los visitantes individuales no tienen por qué reservar una hora en específico; los grupos grandes sí. En cualquier caso, se recomienda llegar al menos 15 minutos antes del comienzo de la visita. Puedes encontrar más información en su página web oficial.

Sin embargo, para nosotros lo que no te puedes perder es el Parlamentarium. Este museo/centro de visitantes es sin duda alguna una de las visitas más interesantes que se pueden realizar en Bruselas. A través de fotos, vídeos, audios y todo tipo de contenido multimedia podrás descubrir la historia de la Unión Europea y funcionamiento del Parlamento. Además, disponen de audioguías en cualquiera de las 24 lenguas oficiales de la Unión Europea. Tienes más información en su web.

Parlamentarium
Las salas interactivas son una verdadera maravilla.

Palacio Real de Bruselas y Parque de Bruselas

A medio camino entre el Barrio Europeo y el centro de Bruselas nos encontramos con el Palacio Real. Aunque no es residencia oficial de la monarquía belga desde hace casi dos siglos, solo se puede visitar por dentro durante finales de julio, y los meses de agosto y septiembre. Aun así, la fachada es digna de admiración. Las vistas hacia el edificio son aun más bonitas desde el Parque de Bruselas, justo delante del palacio. El parque en sí no tiene gran cosa, pero es un buen lugar para sentarse a descansar.

Mont des Arts

Llegamos al casco histórico de Bruselas para encontrarnos con uno de los miradores más famosos de la ciudad: Mont des Arts. Desde lo alto de la colina se puede ver perfectamente del centro de Bruselas, distinguiendo nítidamente sus edificios más característicos. La vista frontal que ofrece a la torre del ayuntamiento elevándose sobre el resto de edificios es todo un imprescindible. Este mirador es el lugar idílico para ubicarnos aproximadamente respecto a los puntos de interés del casco histórico.

Además del mirador en su parte alta, el jardín del Mont des Arts también resulta de interés. Es un gran sitio para sentarse a descansar a la sombra de los árboles o para disfrutar de sus flores. También puedes disfrutar de la arquitectura de los edificios que rodean la plaza, muchas de las cuales tienen las clásicas fachadas belgas (como las de Brujas) que tanto conocemos de ver en fotos.

Mont des Arts que ver en Bruselas
Es un sitio muy popular para ver las puestas de sol, así que ve con tiempo si también quieres hacerlo.

Galerie Bortier

Antes de dirigirte hacia el meollo del asunto, te recomiendo que te acerques a este pequeño rincón poco conocido. No es ningún secreto que a mí me encantan las galerías cubiertas y que donde haya una, allá voy. La Galerie Bortier es un corto pasaje cubierto del siglo XIX, dedicado principalmente a las librerías. No tiene la grandiosidad de sus vecinas, las Galerías Reales, pero tiene un encanto propio digno de admiración y suele haber muy poca gente. Se encuentra a dos pasos de Mont des Arts, por lo que pasarse a verla es muy cómodo.

Galerie Bortier qué ver en Bruselas
Y tal vez encuentres algún tesoro que llevarte a casa.

Manneken pis

Si hay un símbolo ultra reconocible de Bruselas es el Manneken pis o la estatua del niño meón. Hay decenas de leyendas sobre el por qué de esta estatua; que si el hijo de un noble meo en la casa de una bruja, que si apagó el fuego previo a un incendio con pis, etc. Sea cual sea el motivo, la verdad es que los belgas le tienen mucho cariño a esta estatua. Tanto la quieren que se dedican a vestirla constantemente con distintos modelitos e incluso tienen un museo donde los exponen.

Aunque si te digo la verdad (y aquí viene mi review honesta), no entiendo tanto revuelo. Ni la estatua en sí, ni la fuente sobre la que se sitúa, ni su entorno son nada del otro mundo. El Manneken mide alrededor de medio metro y está colocado en un punto elevado, por lo que se ve bastante pequeño. Además, suele haber un montón de gente arremolinada a su alrededor para hacerle fotos. Como La Gioconda en el Louvre pero en versión light. ¿Que no pierdes nada por acercarte a verlo ya que está muy cerca de otros puntos de interés? Sí. ¿Que vas a estar un máximo de 2 minutos, hacer una foto y decir «pues muy bien»? También.

Manneken pis
Si tienes suerte tal vez le encuentres vestido de alguna forma especial.

Grand Place

A tan solo un par de calles nos encontramos con el lugar más famoso y más bonito de toda la ciudad: la Grand Place. Una vez que pones un pie en la plaza central de Bruselas no puedes parar de mirarlo todo. Cada edificio que enmarca la plaza es una obra de arte con cientos de años de historia a sus espaldas. Algunos de los edificios datan del siglo XVI, aunque otros no se construyeron hasta el XVII o XIX. Muchos no conservan las fachadas 100% originales debido a la necesidad de restaurarlos por daños causados por guerras o por el paso del tiempo.

El edificio más importante de la plaza es el Ayuntamiento, cuya torre de casi 100m de altura destaca sobre todo el casco antiguo. Justo enfrente se encuentra la Maison du Roi, otra de las antiguas residencias de la monarquía belga. Es aquí donde se guardan los mencionados trajes del Manneken pis. Aunque estas dos edificaciones reinan sobre la plaza, no tienen nada que envidiar el resto de fachadas que completan el conjunto. Las casas gremiales de uno de los laterales son una de las imágenes más conocidas de Bruselas, debido a sus motivos dorados, amplios ventanales y detallada decoración.

Grand place ver Bruselas
Intenta acercarte a verla tanto de día como por la noche, ya que cambia totalmente el ambiente.

Galerías Reales Saint Hubert

Si has investigado un poco sobre que ver en Bruselas seguro que te has topado con imágenes de las preciosas Galerías Reales Saint Hubert. El pasaje, de unos 200 metros de longitud entre los 3 tramos, está completamente cubierto por una elegante cúpula de cristal. En su interior se pueden encontrar todo tipo de tiendas de aspecto antiguo y con aire de lujo (y precios acordes). Puedes encontrar desde tiendas de moda a otras de alimentación o decoración. Como en muchas galerías, el conjunto crea una atmósfera que te transporta a un pasado de nobleza y exclusividad.

Dependiendo del día y de la hora a la que vayas te encontrarás con más o menos gente. En general, es una zona transitada tanto por locales como por turistas, dado que conecta con la Grand Place. Aun así, en temporada baja es fácil encontrarlas en calma y poder disfrutar de un agradable paseo por su interior.

Galerías Saint Hubert Bruselas
No dejarás de mirar hacia arriba.

Drug Opera

Si bien no es un imprescindible a ver en Bruselas en cuanto a importancia histórica, la fachada del restaurante Drug Opera una preciosidad que merece la pena acercarse a observar. Su llamativo color amarillo, combinado con detalles en negro, ventanales enormes y elegante un cartel luminoso hacen que destaque frente al resto de edificios. Si te quieres dar un caprichito y aprovechar para comer allí, descubrirás que también su interior está decorado de forma íntima y sofisticada. El restaurante está muy cerca de otros puntos de interés, por lo que acercarse a verlo solamente no cuesta nada.

Como ves, es muy fácil de identificar.

Calles con encanto

Bruselas no me pareció una ciudad especialmente bonita en general (opinión personal). Más allá de los elementos imprescindibles que te he dicho, muchas zonas de transito me parecieron normalitas y algunas incluso mal cuidadas. Aun así, nos encontramos con varias calles particulares que sí consideramos dignas de darles un paseo. Por ello, en lugar de recomendarte como en otras ocasiones que te pierdas por la ciudad, te voy a hablar de unas pocas calles con encanto que ver en Bruselas.

Entre Mont des Arts y la Grand Place nos topamos con 2 calles bastante bonitas. La primera fue Spoormakersstraat o Rue des Eperonniers, la cual suele estar decorada con luces y plantas durante todo el año. Al menos nosotros nos la topamos engalanada en pleno marzo. El otro punto fue el cruce de esta misma calle con Kaasmarkt o Rue du Marché aux Fromages. Desde esa intersección se tienen unas vistas fantásticas hacia la torre del ayuntamiento, además de tener un montón de restaurantes. Por último, junto a las Galerías Reales puedes encontrar la Rue des Bouchers, repleta de bares y locales de comida con coloridos neones.

Después de ver Bruselas, toca comer gofres

Que mejor forma de acabar una ruta por Bruselas, o de hacer un descansito de la misma, que comiendo un buen gofre. Hay muchísimos locales entre los que elegir, con amplio rango de precios y sabores. Personalmente, yo te recomiendo Waffle Factory. Es muy popular y se encuentra muy cerca de la Grand Place, por lo que sus precios están un poco inflados. Aun así, lo buenos que están lo merece. Puedes leer un poco más sobre qué probar de comer en Bélgica en este artículo.

Nosotros probamos los sabores de chocolate blanco y caramelo.

¿Y qué pasa con el Atomium?

El Atomium es otro de los grandes símbolos de la ciudad de Bruselas. Estoy segura de que muchísima gente lo incluye en su lista de imprescindibles, pero para mí no es el caso. No al menos si solo tienes un día en la ciudad. Si te fijas en el mapa al inicio del artículo, verás que el Atomium se encuentra muy a las afueras de Bruselas. Solo en ir, verlo y volver gastas al menos un par de horas. Si además tienes intención de entrar, más tiempo aun le tendrás que dedicar.

Nosotros disponíamos solo de 3 días para ver Bruselas, Brujas y Gante, por lo que decidimos que la curiosa estructura no merecía tanto la pena. Si para ti sí lo merece o dispones de más tiempo, puede ser un gran añadido a la ruta.

Espero que este artículo te haya sido de utilidad y te ayude a decidir qué ver en Bruselas en un día y además gratis. No olvides que puedes seguirnos en las siguientes redes sociales para vivir con nosotros todos los viajes en directo.

Y si quieres estar al día de todas las novedades y recibir recomendaciones especiales, suscríbete a la newsletter mensual del blog. Allí, una vez al mes, te avisaré de los nuevos artículos, mapas, futuros viajes y mucho más.

Al suscribirte aceptas recibir la newsletter y novedades a través del correo proporcionado y estar de acuerdo con la política de privacidad del blog.

Pin sobre Qué ver en Bruselas de Con cuadros y a lo loco

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *