España,  EUROPA

Qué ver en El Retiro: Rincones imprescindibles

Madrileña o no, quién no ha pasado un día en Madrid y paseado por su parque más icónico. El Retiro, como su nombre indica, es un lugar perfecto para pasar el rato relajadamente y refugiarse del bullicio habitual de Madrid. Y aunque lo normal es simplemente sentarse en cualquier tramo de césped o pasearlo sin rumbo, tiene mucho que descubrir. Por ello, en este artículo te cuento qué ver en El Retiro si quieres explorarlo más a fondo.

Si bien puedes dedicarle a este hermoso parque tanto tiempo como quieras, la ruta que te sugiero se puede hacer en unas pocas horas. Es el plan perfecto para pasar una mañana o una tarde por Madrid. Igualmente, puedes visitar estos lugares en el orden que prefieras, e incluso repartirlos en varios paseos. Todo depende de tus preferencias y posibilidades.

Por mi parte, el recorrido que te propongo para ver El Retiro es continuo, comienza en Atocha y termina en la Puerta de Alcalá. Incluye los que creo que son sus puntos más interesantes y bonitos, aunque por supuesto hay muchos más rincones ocultos. Como siempre, aquí te dejo un mapa para complementar el artículo, con una ruta orientativa.

Bosque del recuerdo

Uno de los primeros rincones importantes que nos encontramos en la región suroeste del Retiro es el Bosque del recuerdo. Se trata de un monumento conmemorativo en homenaje a las víctimas de los atentados del 11M. Aunque inicialmente se colocó en la glorieta de Atocha, se trasladó al Retiro e inauguró definitivamente en el primer aniversario de los atentados.

El monumento consiste en una pequeña isla con una colina a la que se puede acceder a través de varios de puentes. En su interior hay plantados 192 árboles (22 olivos y 170 cipreses), uno por cada víctima asesinada. Se puede subir a lo alto de la colina a través de un camino en forma de espiral, recorriendo así el monumento. El Bosque del recuerdo es uno de los lugares más tranquilos y solemnes de todo el parque.

Bosque del Recuerdo Retiro
Un lugar hermoso al que ir a recordar a los que ya no están.

Fuente del Ángel Caído

En la zona sur del Retiro, en la intersección entre varias de sus avenidas principales, nos encontramos con una de sus fuentes más icónicas: la Fuente del Ángel Caído. Hecha de granito, piedra y bronce, está compuesta por un pedestal decorado con caratulas que representan demonios y desde las que brota el agua de la fuente. En lo alto del mismo se encuentra la estatua del ángel caído, con el Ángel con las alas extendidas y una serpiente a su alrededor.

Más allá de su contexto histórico y de ser uno de los muchos elementos decorativos llamativos del Retiro, destaca una curiosidad sobre esta fuente en particular. Y es que resulta que se encuentra a una altitud de 666m sobre el nivel del mar, ni más ni menos. Esta coincidencia le da otro plano de interés a una estatua ya de por sí dedicada (que no homenajeando) a uno de los elementos más oscuros del cristianismo.

Ángel Caído que ver en El Retiro
Drama angelical y un entorno precioso.

La Rosaleda del Retiro

Una de las zonas más coloridas (al menos durante parte del año) del Retiro es su Rosaleda. Compuesta por más de 4000 rosales de diversas variedades, este rincón del parque alcanza todo su esplendor durante los meses primaverales. Cada variedad está correctamente identificada con su respectivo cartel con nombre y procedencia, pudiendo explorar rosas de muchas regiones del mundo.

Además de caminar entre flores, también puedes sentarte a descansar en alguno de los múltiples bancos de piedra que se reparten por la rosaleda. Es especialmente relajante si lo haces cerca de una de sus 2 fuentes o del pequeño estanque central. Solo debes tener en cuenta que este pequeño jardín se encuentra acotado por una valla de setos y tiene un horario concreto de apertura. Sus puertas están abiertas de 10:00-18:00 de octubre a marzo y de 10:00-20:00 de abril a septiembre.

Rosaleda de El Retiro que ver
En primavera luce mucho más, pero en otoño aun conserva parte de la belleza.

Jardines de Cecilio Rodríguez

Nombrados en honor al diseñador y jardinero original del parque del Retiro, quien también diseñó la recién mencionada Rosaleda y con la que comparte horario de apertura. Situados en la zona este del parque, son uno de esos lugares que pasan inadvertidos por la mayoría de visitantes; tal vez porque se encuentran vallados y puede parecer el límite del Retiro. Yo misma había pasado decenas de veces a su lado sin entrar a verlos.

Sin embargo, merece completamente la pena acercarse a explorarlos. No solo son tremendamente bonitos, con multitud de fuentes, esculturas, parterres, vegetación y su suelo decorado como un tablero de ajedrez; además acogen en su interior a un buen número de pavos reales, gatos y diversas especies de aves. Es como transportarse de pronto a los jardines de un cuento.

Jardines Cecilio Rodriguez
¿No te parece que podría estar sacado de Alicia en el País de las Maravillas?

Palacio de Cristal

Aunque si hablamos de belleza, la joya de la corona más popular del Retiro es el Palacio de Cristal. Su forma y estructura metálica y acristalada se debe a su función inicial de servir de invernadero tropical, aunque desde décadas funciona como sala de exposiciones para el Museo Reina Sofía. Una de las muestras artísticas que más éxito ha tenido ha sido la Exposición floral de Petrit Halilaj, que sigue abierta hasta el 28 de febrero de 2021.

Más allá de su contenido, el propio Palacio es digno de visita, tanto por dentro como por fuera. Es uno de los puntos más fotogénicos de todo Madrid, independientemente de la época del año. Aunque, siendo honesta, en otoño se vuelve insuperable. Los cipreses del pantano plantados en el lago frontal del Palacio se tornan de un rojo brillante, que en conjunto con el entorno dan lugar a una vista inigualable.

Palacio de Cristal El Retiro que ver
Gansos, cisnes y otros patos siempre incluidos.

Palacio de Velázquez

A unos pocos metro del anterior se sitúa el Palacio de Velázquez, otro edificio que también funciona a día de hoy como sede del Reina Sofía. Su nombre se debe al arquitecto que diseñó el proyecto. Desde su construcción a finales del siglo XIX ha albergado todo tipo de exposiciones temporales entre sus muros de ladrillo y bajo su techo acristalado.

Una de sus características principales, que le otorga parte de su belleza, es su fachada ornamentada parcialmente con azulejos y multitud de arcos decorativos. La entrada es gratuita, por lo que ver la exposición del momento se vuelve un plan bastante bueno si te pilla la lluvia o el frío en medio de tu paseo por el Retiro.

Palacio de Velázquez
Otro pequeño rincón secreto de Madrid.

Antiguo Zoo de Madrid

El Antiguo Zoo de Madrid, también conocido como Casa de las Fieras, no se encontraba en la Casa de Campo como el actual, sino en pleno centro de Madrid. Y es que lo que a día de hoy está dedicado a las artes, como el Museo del Prado, en el siglo XVIII era un complejo principalmente naturalista. El botánico, el Museo de Ciencias Naturales (que se encontraba en el Prado), la cuesta de Moyano como parque de animales,…

A finales de siglo, las jaulas se trasladaron a una zona del Retiro, con fines mucho más recreativos que científicos. Y ahí mismo es donde aun se conservan en la actualidad, obviamente sin animales salvajes. No fue hasta 1972 (sí, prácticamente anteayer) cuando se trasladó el zoo a unas mejores instalaciones en Casa de Campo. Este pequeño reducto del pasado es un buen ejemplo de que no todo era elegancia, arte y razón en el siglo de la Ilustración.

Antiguo zoo de Madrid
Actualmente se conservan con fines educativos.

Jardín del Parterre y el Ahuehuete

En el lateral oeste del parque se sitúa el Jardín del Parterre, uno de los más transitados del Retiro dado que tiene puerta de entrada directa desde la Calle de Alfonso XII. Aunque data de inicios del siglo XVIII, está completamente reformado ya que se destruyó gran parte en la invasión francesa del s.XIX. Tiene estilo francés, con diversas calles, zonas de césped, vegetación en su mayoría baja y diversas estatuas. No es Versalles, pero tiene su encanto.

Uno de los pocos grandes árboles que tiene este jardín es de los más especiales de todo el parque. Y es que resulta que aquí puedes ver el árbol más longevo no solo del Retiro, sino de toda la ciudad de Madrid. Se trata de un árbol de la especie mexicana de ciprés conocida como Ahuehuete, y su plantación data de hace al menos 400 años. Toda una curiosidad que no te puedes perder.

Jardín del Parterre El Retiro
De los 2 grandes árboles del fondo, el Ahuehuete es el de la derecha.

Paseo de la Argentina

En el interior del Retiro hay múltiples avenidas dignas de admiración, pero si hay una que debes ver sí o sí es esta. También es conocido como el Paseo de las Estatuas dado que a lo largo del mismo se ubican diversas estatuas dedicadas a los sucesivos monarcas españoles. En el centro del mismo hay una serie de pequeños parterres de césped dividiendo el camino.

Es uno de las calles más transitadas del parque debido al acceso que se encuentra al inicio de la misma, a través de la Puerta de España. Además, lleva directamente al Estanque grande del Retiro, lo que hace que las vistas al acercarse poco a poco a ese área sean aun más impresionantes. A su alrededor hay numerosas zonas verdes en las que sentare a descansar o hacer un picnic.

Paseo de las estatuas
En otoño los colores son espectaculares.

Estanque grande y Monumento a Alfonso XII

Junto con el Palacio de Cristal, el Estanque grande del Retiro es uno de los elementos más reconocibles y populares del parque. Por un lado, está el romanticismo de las barcas navegando por el lago artificial (puedes ver precios y horarios aquí) entre patos y carpas gigantes. Por otro, los músicos, puestos de artesanías y grupos de gente pasando el rato que se van situando a lo largo de todo el perímetro del estanque.

Coronando la zona se encuentra el Monumento a Alfonso XII hecho de mármol y bronce. Sentarse en las escaleras a sus pies a pasar el rato es una de las mejores cosas que puedes hacer en El Retiro. Además, desde hace relativamente poco han reabierto el mirador que se encuentra en lo alto del monumento, al cual se puede acceder los sábados y domingos con una reserva gratuita en grupos guiados. Aunque ya te aviso de que se agotan rápido.

Estanque grande El Retiro
De las pocas veces que el término «grande» hace honor a su nombre en un parque.

Templete de Música y Fuente de los Galápagos

Un punto no necesariamente interesante por su historia pero sí culturalmente es el Templete de Música del Retiro. Este lugar con frecuencia funciona como auditorio al aire libre, con conciertos y otros espectáculos programados a lo largo del año. Se puede asistir libremente (y por supuesto gratis) para disfrutar de los mismos. Además, es frecuente encontrar a todo tipo de grupos de baile practicando sobre el mismo cuando no hay eventos planificados.

Muy cerca del templete se sitúa la Fuente de los Galápagos, que si bien no es tan dramática como la del Ángel Caído, suele estar decorada con hermosas y llamativas flores. Su papel original fue el de abastecer de agua la Gran Vía, pero tras la inauguración del Canal de Isabel II se quedó sin función. A finales del siglo XIX fue trasladada al Retiro para ornamentar una de las esquinas del Estanque.

Fuente de los galápagos
Además, saben jugar muy bien con los colores de las flores para crear contrastes con el entorno.

Monumento a los Hermanos Álvarez Quintero

Este es uno de esos rincones del Retiro que o te topas por casualidad o ni te enteras de que existen. Y precisamente eso fue lo que nos pasó a nosotros, de camino al último punto de interés, simplemente nos lo encontramos. El hecho de que esté relativamente oculto le aporta otro grado de romanticismo que lo hace un más hermoso.

El monumento, dedicado a los hermanos dramaturgos, está hecho de bronce, mármol y piedra, como un conjunto de 2 piezas. En este se pueden ver representados a un hombre a caballo y a una mujer en un balcón, poniéndose ojitos de estar claramente enamorados. El propio monumento cuenta con unos bancos de piedra para sentarse, muy acorde a la intimidad y carácter romántico del lugar.

Monumento a los Hermanos Álvarez Quintero
Dime que el conjunto no es tremendamente precioso. Fantástico.

Casita del Pescador

El último de los puntos de esta ruta es otro de los grandes olvidados del parque, a pesar de ser toda una belleza. Se trata de una de las muchas pequeñas joyas que puedes ver en El Retiro: la Casita del Pescador, uno de los muchos caprichos que Fernando VII ordenó construir. De carácter principalmente decorativo, la casita cuenta con un pequeño lago a su alrededor en el que pescar (aunque a día de hoy no creo que captures nada).

El pequeño edificio es de lo más llamativo, con su fachada pintada de un tono anaranjado brillante y decorada con diversos frescos y ornamentos. Dispone de un pequeño puente para acceder a la misma, ya que sirvió de punto de información durante varios años. Por desgracia, actualmente se encuentra la mayor parte del tiempo cerrado. Aun así, todo el conjunto crea un ambiente mágico.

Casita del pescador El Retiro
Aunque en la foto parece una casita de muñecas, tendrá más de 3m de altura.

Qué ver cerca del Retiro

Ya que estás por la zona, hay otros cuantos puntos de interés de Madrid que tal vez te apetezca visitar. Los tienes incluidos en el mapa al inicio de este artículo, junto con los lugares que ver en El Retiro, pero voy a mencionar rápidamente algunos de ellos.

Justo en la salida noroeste del parque encontramos la Puerta de Alcalá. Paralelos al Retiro puedes encontrar tanto el Jardín Botánico como el Museo del Prado, dos visitas casi imprescindibles. También puedes encontrar las fuentes de Neptuno y Cibeles a lo largo de Paseo del Prado. Así mismo, también hay muchos edificios emblemáticos y una buena variedad de restaurantes y tiendas en las cercanías del parque. Si lo tuyo es pasear por vías bonitas, aquí te dejo 7 calles de Madrid que no te puedes perder.

Espero que este artículo te anime a visitar El Retiro de forma más profunda y ver todo lo que tiene que ofrecer. Si crees que falta algún lugar imprescindible por añadir a esta lista, no dudes en comentarlo. También puedes pasarte por nuestras Redes Sociales para ver más de estas pequeñas escapadas y otros viajes.

Y para estar al día de todos los nuevos artículos, novedades y otras recomendaciones, no olvides suscribirte a la newsletter mensual del blog.

Recuerda confirmar tu suscripción a través del correo de confirmación. Revisa tu bandeja de spam tras suscribirte.

Al suscribirte aceptas recibir la newsletter y novedades a través del correo proporcionado y estar de acuerdo con la política de privacidad del blog.

Pin sobre Que ver en El Retiro de Con cuadros y a lo loco

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *