En casita,  EUROPA,  Francia,  París

París de película: 7 películas para viajar a París

El 21 de abril íbamos a volar de nuevo a París, reencontrarnos con esta preciosa capital europea. Finalmente no va a ser así debido a la situación que estamos viviendo globalmente. Sin embargo, para no quedarme con esa espinita clavada dentro, he decidido viajar emocionalmente hasta París. ¿Cómo? A través de diferentes películas que tienen el poder de volver a transportarme a sus calles. Así que hoy te traigo 7 recomendaciones para ver un París de película.

Torre Eiffel desde Trocadero
Aunque nada más increíble que estar en París y sentirte como si estuvieras dentro de una.

Amélie

No hay mejor manera de comenzar a recordar París a través de una película que con Amélie. Aunque seguramente la mayoría ya la hayáis visto, la resumiré como la curiosa historia de una camarera parisina y su peculiar forma de ver el mundo y ayudar a la gente a su alrededor.

Esta película nos lleva a múltiples rincones de París, aunque el grueso de la historia transcurre en el barrio de Montmartre. Algunos de los lugares más reconocibles son la Basílica del Sagrado Corazón o Sacre Coeur, el Café de 2 moulins (la cafetería en la que trabaja Amélie) y la estación de metro de Abbesses. Aunque sin duda el uso de diversas calles y tiendas de Montmartre es el detalle final que te hace transportarte hasta allí de forma muy realista.

Por último, no toda la película transcurre en este barrio de París, sino que también aparecen otras localizaciones importante. Entre ellas destacan la fachada de la Catedral de Notre Dame, los andenes de tren de Garé du Nord y, por supuesto, el Canal St. Martin. Si has tenido la suerte de pasear o tomarte algo sentada en el borde del canal, sin duda esta película te devuelve a ese momento. Y si no has podido hacerlo aun… ve tomando nota para no olvidar añadirlo a tu itinerario de viaje por París.

Canal St Martin París de película
El canal siempre tiene mucha vida y ambiente relajado.

El Jorobado de Notre Dame

Esta adaptación animada de la novela «Nuestra Señora de París» de Víctor Hugo no necesita presentación. Mentiría si dijera que mi admiración por la belleza de la Catedral de Notre Dame no surgió inicialmente de niña gracias a haber visto esta película mil veces. Con todo su drama (y posibles traumas asociados, porque tiene sus momentos oscurillos), pero a la vez una animación y música excepcionales, es una de mis películas Disney favoritas.

Si bien esta película no nos muestra imágenes reales de París, y menos teniendo en cuenta que se ambienta hace 6 siglos, es una muy buena forma de admirar Notre Dame. Toda la cinta, y en especial la escena de la Oración de Esmeralda, tiene la capacidad de capturar el misterio, paz y grandiosidad de la Catedral. Y el miedito que dan las gárgolas y quimeras. Y las vidrieras, madre mía las vidrieras.

Es toda una lástima que actualmente no se pueda visitar Notre Dame debido al incendio que sufrió. De momento hay que conformarse con su representación, real o animada, en diversas obras.

Notre Dame parís de película
Hasta que nos volvamos a ver.

Julie & Julia

Esta película es todo un 2×1; por un lado te lleva a un Nueva York casi actual y por otro lado al París de los años 50. Lo que viene siendo un win-win. Centrándonos en la parte parisina, la historia gira entorno a Julia, una mujer estadounidense recién llegada a París que irá descubriendo su pasión por la cocina. Sí, no solo te transporta hasta allí, sino que te da un hambre tremendo.

Esta película no es tanto de mostrarte lugares icónicos (que los tiene) como de transmitir esa sensación de París bohemio pero elegante y sus delicias. Una de las localizaciones más importantes que aparecen es el mercado de la Rue Mouffetard, lleno de todo tipo de productos frescos. También hace una breve pero estelar aparición la conocida librería Shakespeare & Company.

En cuanto a los barrios que se muestran y callejean en general en esta película se pueden distinguir el Barrio Latino, la Île de la Cité y la Île Saint-Louis. Y, por supuesto, también aparecen múltiples restaurantes parisinos para darte aun más hambre.

Moulin Rouge

Vale, TÉCNICAMENTE esta película no te muestra nada de París, ni siquiera fue rodada allí. De hecho, tanto la Torre Eiffel como el Sacre Coeur de esta película son efectos especiales. Pero quién le puede decir que no a la atmósfera artística del Montmartre del final del siglo XIX. Cabarets y musicales, hombres ricos y cortesanas, poetas, actrices y todo tipo de artistas envueltos en una trágica historia de amor.

Aunque actualmente el barrio de Montmartre ha cambiado bastante respecto a como es representado en esta película, sigue conservando gran parte de la esencia. Está repleto de arte, plazas con pintores, cafeterías bohemias y, por supuesto, el cabaret del Moulin Rouge con su característico molino iluminado. Actualmente sigue funcionando como un teatro de cabaret, por lo que si te pica la curiosidad puedes comprar entradas para una función. Eso sí, barato no es.

Moulin Rouge en Montmartre
Recomendaría ir a verlo primero de día para apreciarlo con buena luz y luego por la noche cuando la iluminación destaca.

Misión Imposible: Fallout

¿Quieres un tour completo por París? Esta es tu película. Es más difícil decir qué lugares icónicos de París no aparecen en esta película que enumerar los que sí. Vaya paseito por París se pega Tom Cruise en la sexta entrega de Misión imposible. Nunca he sido muy fan de esta saga, pero para rememorar lugares de la capital francesa la película está genial.

Entre las muchísimas localizaciones que aparecen más o menos tiempo voy a enumerar unas cuantas (intentando no hacer spoilers). Algunas de las más icónicas son la Plaza de Trocadero, con la Torre Eiffel de fondo, y el Arco del Triunfo. También son muy reconocibles Pont Neuf, la avenida de la Ópera y el Grand Palais.

Por supuesto, como buena película de espías, hay una persecución en medio de la ciudad. Es durante la misma cuando vemos muchos de estos lugares, así como múltiples calles del centro de París. No es precisamente una visita lenta y con detalles, pero muestra muchas zonas de la ciudad. Si has paseado sin rumbo por las calles de la capital francesa, es posible que reconozcas muchas de ellas.

Arco del triunfo parís de película
Una mirada rápida a París y a algunos de sus monumentos principales.

Ratatouille

De nuevo una representación animada de la Ciudad de la Luz, pero esta vez más gastronómica. La historia de Remy, la rata chef, da unas ganas de volver a París y un hambre impresionantes. Revive un pícnic con vistas a la Torre Eiffel o disfruta de la elegancia de los restaurantes parisinos a través de los ojos de Remy.

Esta película tiene el poder de evocar el olor de las boulangeries, la tranquilidad a las orillas del Sena o la belleza del skyline parisino. Y por supuesto, de recordarnos la gastronomía francesa. Se pueden reconocer fácilmente en la película las tortillas (francesas por supuesto), los crêpes, las tablas de queso, el pan francés recién hecho y el ratatouille. Echo en falta un poco más de repostería, pero no se le puede pedir todo.

La mayoría de estas delicias son muy fáciles de comer en París de forma barata, sin necesidad de gastar demasiado. Aunque por supuesto siempre puedes darte un lujo en algún lugar más caro y vivir una experiencia Ratatouille completa. Como punto extra, se supone que el restaurante de la película está inspirado en uno real: La Tour d’Argent.

Marie Antoinette

Por último, dado que muchísima gente aprovecha para visitar Versalles durante un viaje a París, he decidido añadir a la lista la película de Marie Antoinette de 2006. Es un drama «histórico» con muchos toques anacrónicos, tonos pastel, comida a raudales y opulencia a más no poder. Pero también tiene los escenarios más bonitos que te puedas imaginar, una de las ventajas de rodar en Versalles.

Y es que ver esta película me hizo recordar cada detalle de lo que vimos en nuestra visita a Versalles, tanto del palacio como de los jardines. Es como volver a estar allí. Además, durante la película también podemos ver algunos lugares de París, como por ejemplo el interior de la Ópera Garnier. Si quieres disfrutar de la pomposidad de la corte francesa y de como perdían la cabeza por todo tipo de lujos (antes de perderla de verdad), esta es tu película.

Palacio de Versalles salón de los espejos
Es todo una fantasía poder revivir la belleza del Palacio de Versalles desde casa.

Espero que te haya gustado este recopilatorio de películas para revivir París (y Versalles) desde casa. Hay muchísimas más, así que si tienes alguna recomendación en particular, no dudes en dejarla en los comentarios. Si te animas a ver alguna de la lista puedes contarme qué te ha parecido por aquí o en instagram.

Para encontrar toda la información de nuestros viajes a París, puedes pasarte por nuestra Guía para viajar a París. Además, todos los meses en la newsletter del blog comento algunas recomendaciones extra, así que no olvides suscribirte.

Al suscribirte aceptas recibir la newsletter y novedades a través del correo proporcionado y estar de acuerdo con la política de privacidad del blog.

Pin de 7 películas para viajar a París de Con cuadros y a lo loco.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *