Bélgica,  EUROPA

Qué saber antes de viajar a Bélgica – Información general

Bélgica es ese país que siempre surge cuando se habla de una escapada por Europa, un  viaje para un puente o unas vacaciones cortas. Todo el mundo recomienda viajar a Bélgica, visitar Bruselas, Brujas y Gante, comer gofres y beber cerveza; y, aunque todo suena muy bien, te preguntas si es el destino adecuado para ti. «¿Es más caro que España?», «¿Hará mucho frío si viajo en invierno?» o «¿Voy a poder entenderme con la gente de allí?» son las típicas preguntas que te pueden hacer cuestionarte un viaje a Bélgica y de las cuales te voy a hablar en este artículo para que te puedas decidir a dar el paso (o no).

Aunque las fotos de Brujas suelen inclinar la balanza.

¿Qué es eso de Flandes?

En primer lugar, vamos a aclarar este pequeño matiz para que toda la información de aquí en adelante sea más fácil de entender. Bélgica se divide en 3 regiones: Flandes (o la Región Flamenca), la Región Valona y la Región de Bruselas Capital. A pesar de formar todas parte de un mismo país, hay bastantes diferencias culturales significativas entre ellas.

La mayor parte de los puntos de interés turístico se encuentran en la región de Flandes, en la franja norte de Bélgica. Incluso la propia Bruselas (aunque cuente como región propia) se encuentra situada geográficamente dentro de la Región Flamenca. Por eso en este artículo me voy a centrar en hablarte más de las características de estas zonas y no de toda Bélgica, ya que probablemente solo vayas a viajar por ahí.

Mapa de Flandes
Con este magnifico mapa de visitflanders.com se entiende aun mejor.

Clima

Si hay dos elementos a destacar del clima de Bélgica, estos son la lluvia y el viento. Es muy probable que te llueva independientemente de la época del año en la que viajes,  y lo mismo ocurre con los fuertes vientos, aunque puede que te libres en los meses más cálidos.

Lo más recomendable es llevar ropa y calzado impermeable y olvidarse del paraguas, ya que no tiene ninguna posibilidad de sobrevivir si el aire empieza a soplar fuerte.

En invierno las temperaturas suelen rondar los 0ºC y en verano es raro que superen los 25ºC, por lo que es un país que se puede visitar cómodamente en cualquier época del año o en función de tus preferencias por el frío o el calor no asfixiante.

Por lo general, la temperatura no oscila más de 5-8 grados dentro de un mismo día, así que no es necesario llevarse una gran variedad de ropa. Con llevar dos o tres de capas de ropa (al menos una impermeable) es suficiente.

Aunque asegúrate de comprobar bien el tiempo que va a hacer poco antes de viajar a Bélgica, no vaya a ser que te pille una ola de frío/calor y no lleves el equipaje adecuado.

Dia de viento en Gante
Y si tienes el pelo largo, lleva coleteros o algo para no acabar todo el día con el pelo por la cara como yo.

Personalmente, leí mucho eso de «en Flandes puedes tener las 4 estaciones del año en un mismo día«; pero, a no ser que se refieran exclusivamente a la lluvia y las nubes, me parece una gran exageración.

Sí, puede que ahora te llueva y en 20 minutos te haga sol, pero en cuanto a temperaturas no hay una gran variación.

Nuestra experiencia con el clima belga

Nosotros viajamos a principios de marzo y la temperatura oscilaba entre los 6-12ºC, independientemente de que fuesen las 7:00am o las 3:00pm. Eso sí, del viento fue imposible librarse y es mucho más molesto que la lluvia, que fue bastante dispersa y suave.

Para nosotros que vivimos en Madrid, donde lo normal en primavera/otoño es salir de casa por la mañana a 2ºC y que a mediodía te haga 20ºC, eso de las «4 estaciones en un día» nos pareció un poco de risa.

Con esto te vengo a decir que si estás acostumbrada a un clima como el de Madrid o similar, no te preocupes mucho por las temperaturas en Bélgica porque son bastante más asequibles. En su lugar, prepárate para la lluvia, que de eso en España no tenemos tanto.

Foto de pareja en Brujas
Alrededor de las 13:00 y con la misma temperatura que a las 7:00.

Idiomas

En Bélgica hay 3 idiomas oficiales, pero en Flandes sólo se utilizan dos de ellos: francés y neerlandés. Todas las señalizaciones públicas están en ambos idiomas, desde las placas de nombre de las calles hasta los carteles de las estaciones de tren y, por lo general, sólo en esos dos idiomas.

Sí, desgraciadamente no te vas a encontrar ni un mísero cartel de «Exit» en la mayoría de las estaciones, a excepción de la del aeropuerto. Por ello, a no ser que ya sepas francés o neerlandés, te recomiendo que te lleves algunas palabras básicas apuntadas para no perderte o utilizar alguna aplicación de traducción.

Un consejo en especial, por experiencia propia, es que conozcas el nombre del sitio al que te dirijas en ambos idiomas, ya que no es el mismo; por ejemplo Gante es Gand/Gent y Brujas es Bruges/Brugge.

No es que sean unas diferencias abismales y muy locas, pero cuando estás mirando un panel enorme de trenes que recorren el país y cambian continuamente de francés a neerlandés, con nombres de ciudades que se parecen bastante, mejor asegurarte de que te has subido en el andén correcto. Y, como siempre recomiendo, planificación previa.

Panel informativo de los trenes de Bélgica Qué saber antes de viajar a Bélgica
Lo de que los trenes pasen cada mil años y lleguen con 15 minutos de retraso ya lo discutimos otro día.

Ahora bien, si nos centramos en el idioma oral, en Flandes lo que habla todo el mundo es francés, por lo que con un Bonjour, Au revoirMerci quedarás muy bien en cualquier sitio al que entres. A partir de ahí, ya puedes preguntar educadamente si hablan español (poco probable) o inglés.

En las zonas turísticas encontrarás gente que hable inglés perfectamente en casi todas las tiendas, restaurantes, estaciones y lugares de interés; y donde no… pues como digo siempre, con el lenguaje corporal también nos podemos hacer entender muy bien.

Horario comercial

Como siempre comento, España va un poco a su rollo en cuanto a horarios comerciales, por lo que cada vez que salimos fuera del país hay que tenerlo en cuenta. En Bélgica la mayoría de las tiendas abren de lunes a sábado, desde las 10:00 hasta las 18:00-19:00, y cierran los domingos.

En ciudades grandes como Bruselas, muchas tiendas tienen horario ininterrumpido. Sin embargo en las localidades más pequeñas hay que tener más cuidado, ya que algunos comercios pueden cerrar a mediodía para el descanso de la comida.

En Brujas no tuvimos ningún problema, pero en Gante (fuera del pequeño casco histórico) no fuimos capaces de encontrar nada abierto para comer un sábado a eso de la 13:00/13:30.

Los horarios de museos y lugares turísticos son bastante variables, por lo que es mejor que te informes de cada uno por separado. En general, se encuentran abiertos entre las 10:00 y las 18:00 y suelen cerrar solo un día a la semana, casi siempre los lunes. Ten especial cuidado con las iglesias y catedrales, ya que algunas pueden modificar sus horarios si se da misa en ellas.

Catedral de San Bavón  Qué saber antes de viajar a Bélgica
No te quedes sin ver bien Catedral de San Bavón por no mirar los horarios.

Enchufes y conexiones

En Bélgica, al igual que en Francia, tiene clavijas de tipo E, totalmente compatibles con los enchufes tipo C que utilizamos en España. El voltaje del suministro eléctrico también es el mismo (230V), por lo que no es necesario llevarse ningún tipo de adaptador.

Internet

Respecto a la conexión a internet, el primer lugar donde podrás conectarte si te hace falta es el aeropuerto, ya que dispone de WiFi gratis ilimitado. Hipotéticamente, también hay puntos de WiFi gratis en las ciudades más importantes, pero nosotros no encontramos ninguno ni nos conectamos. Si de verdad existen no son nada intuitivos ni están señalizados.

Por suerte, Bélgica está dentro del Espacio Económico Europeo, por lo que el roaming con tu tarifa de datos de España es totalmente gratuito y funciona exactamente como lo haría si estuvieses en tu país. Además, la cobertura es bastante buena incluso en zonas algo apartadas de los núcleos urbanos.

Precios en Bélgica

Generalmente se considera a Bélgica como uno de los destinos más baratos para viajar dentro de Europa, pero yo no estoy completamente de acuerdo (y como esto es mi blog, os cuento las cosas como creo que son desde mi experiencia).

Nosotros solemos viajar con un presupuesto bastante ajustado y, aunque Bélgica no es de los países más caros (desde luego no es Noruega), tampoco me pareció un destino «tan» barato si lo comparamos con otras ciudades europeas. Además, al utilizar también euros es más fácil establecer esa comparativa, ya que no se pierde dinero en el cambio de divisas.

Drug Opera en Bruselas
Hablo de comparando viajes con presupuesto medio-bajo, que es nuestro estilo.

Supermercados y restaurantes

Los precios en los supermercados son algo más altos que en España, muy parecidos a los que puedes encontrar en París. Por ejemplo, un brick de leche de 1L en un Carrefour de Madrid te cuesta unos 0,70€ mientras que en Bruselas, alrededor de 0,85€; habiendo un incremento de un porcentaje parecido en la mayoría de productos.

La única ventaja es que se puede encontrar una amplia oferta de cervezas con precios entre 1-2€, por lo que prepararse una cata low cost privada es fácil. En cuanto a comer de restaurantes, el precio medio de un menú ronda los 15-17€/persona. No vimos una gran oferta de locales baratos, a excepción de los de patatas fritas (que no son una mala opción).

Museos y lugares turísticos

Las entradas de museos y lugares turísticos se encuentran en un rango de precios intermedio, entre 5-15€ por persona en función del sitio. Hay pases especiales que te permiten ahorrar algo de dinero si piensas visitar varios de estos lugares en una misma ciudad, como la Brussels Card.

Por suerte, en las ciudades más importantes de Flandes se pueden ver muchos de los puntos de interés sin necesidad de pagar nada. Eso sí, tendrás que coger algún tipo de transporte para llegar hasta allí. Si tienes curiosidad por cuánto puede costar un viaje a Bélgica realmente puedes consultar nuestro presupuesto.

Grand Place en Bruselas Qué saber antes de viajar a Bélgica
La Grand Place es toda una obra de arte y cuesta 0€ poder verla, toda una ganga.

Espero que esta pequeña introducción sobre qué saber antes de viajar a Bélgica te haya sido de utilidad. Si te ha gustado, no olvides suscribirte a la newsletter mensual del blog para estar al día de todas las novedades.

Al suscribirte aceptas recibir la newsletter y novedades a través del correo proporcionado y estar de acuerdo con la política de privacidad del blog.

Y si quieres seguir nuestras aventuras en directo, también puedes encontrarnos en Redes Sociales:

Pin de Pinterest sobre Qué saber antes de viajar a Bélgica de Con cuadros y a lo loco

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *