Bélgica,  EUROPA

Preparativos para viajar a Bélgica

Si tienes decidido que quieres viajar a Bélgica pero no sabes por dónde empezar a organizar tu viaje, este artículo es para ti. Tener en cuenta estos preparativos puede ahorrarte muchos problemas y una buena cantidad de dinero a la hora de viajar a Bélgica. El viaje ideal de cada uno es diferente, por lo que para planificarlo a la perfección vas a necesitar tener en cuenta factores como dónde te quieres alojar o si quieres gastar más o menos dinero.

Preparativos viajar a Bélgica.
Sin olvidarse de incluir en el plan puestas de sol con buenas vistas.

Reservar con antelación

Parece que solo se habla de la importancia de reservar con bastante antelación cuando se trata de grandes viajes a países muy lejanos y durante varias semanas. Pero si quieres un viaje con 4-B (Bueno, Bonito y Barato en Bélgica) es mejor que empieces a planificarlo con, como mínimo, 3 meses de antelación.

Bélgica es un destino bastante popular durante todo el año, por lo que (incluso en temporada baja) vas a tener que buscarte las mañas para encontrar las mejores ofertas. Nosotros reservamos vuelos y alojamientos 4 meses antes y nos costó bastante encontrar ofertas que se ajustasen a nuestro bajo presupuesto.

Vuelos

Bélgica es un país bastante pequeño, por lo que solo dispone de dos aeropuertos principales que se encargan del tráfico aéreo internacional.

Uno de ellos es el aeropuerto Charleroi, utilizado principalmente por las aerolíneas de bajo coste como Ryanair. Sin embargo, se encuentra bastante lejos de Bruselas (55km) o de cualquier otro punto de interés en la zona de Flandes, por lo que el transporte hasta cualquiera de estas ciudades llevará bastante tiempo, además de ser más caro.

La otra opción, por la cual optamos nosotros, es el aeropuerto de Zaventem. También es conocido como aeropuerto de Bruselas debido a su cercanía a la ciudad (12km). Aunque a este aeropuerto no vuelan empresas de bajo coste, es probable que encuentres vuelos bien de precio, como los que conseguimos nosotros con Iberia. Al final, con tantos extras que tienes que pagar en las low cost gracias a sus nuevas políticas, te sale casi igual de precio.

La principal ventaja de volar a Zaventem es que puedes tomar directamente un tren que te lleve a ciudades como Bruselas, Brujas y Gante, entre otras.  Puedes leer más sobre el transporte de Bélgica en este artículo. En nuestro caso, el tren desde el aeropuerto hasta la estación norte de Bruselas tardó poco más de 20 minutos.

Alojamiento

Una vez comprados los vuelos y establecidas las fechas, es el momento de encontrar un alojamiento. El rango de precios que podemos encontrar es bastante variado, en especial entre las diferentes ciudades de Flandes. Por suerte, todas están muy bien comunicadas entre sí y no tendrás problema para llegar a ellas aunque no te alojes ahí.

Aunque quedarse a dormir una noche en Brujas es una muy buena opción, la oferta es más limitada y por tanto el precio es más alto. Por tanto, la mejor alternativa para nosotros fue hacer base en Bruselas todas las noches. También es una opción recomendable si no te gusta ir moviéndote a todas partes con la maleta.

Piso de airbnb preparativos viajar a Bélgica
Además, es más fácil encontrar buenas ofertas si te alojas más de una noche en el mismo sitio, como fue nuestro caso.

En Bruselas encontrarás una amplia gama de hoteles, hostales y apartamentos, aunque estos últimos se suelen encontrar en zonas un poco alejadas del centro. En general, Bruselas es bastante barata en comparación con otras capitales europeas, y podrás encontrar hoteles situados en el centro de la ciudad desde 70-80€/noche.

Sin embargo, dado que Bruselas no es especialmente grande, puedes alquilar un Airbnb completo por 45-50€/noche a tan solo 15 minutos andando del centro. Eso sí, ten en cuenta que este tipo de precios solo son fáciles de encontrar si los buscas con bastante antelación. También puedes conseguir desde este link 25€ de descuento en tu primera reserva.

A diferencia de otras ciudades como París, alojarte en pleno centro de Bruselas no es prohibitivo. Pero si tu presupuesto es más ajustado o no quieres alojarte en pleno bullicio, no tengas miedo a quedarte en un hotel o apartamento menos céntrico. Bruselas es pequeña por lo que podrás llegar andando a la mayoría de los puntos de interés o plantarte en pleno centro en cuestión de 10-15 minutos.

Centro de Bruselas, preparativos viajar a Bélgica.
Aunque despertarse con estas vistas tampoco tiene que estar nada mal.

Documentación – Seguro de viaje

Viajando desde España, o cualquier otro país de la Unión Europea o dentro de Espacio Económico Europeo, podrás entrar a Bélgica tanto con tu documento de identidad (DNI) como con tu pasaporte. De igual modo, con esas mismas condiciones podrás tener cobertura médica con los mismos derechos que un ciudadano residente, siempre y cuando lleves tu Tarjeta Sanitaria Europea contigo.

Eso sí, ten cuidado porque cubre solo gastos de sanidad pública, no la privada, y en algunas ocasiones puede que no todos estén incluidos. Por ello siempre es útil contar también con un seguro de viaje, aunque no es imprescindible.

Pasear por Brujas, preparativos viajar a Bélgica.
Por suerte las ciudades de Bélgica son bastante cómodas de visitar y es poco probable que sufras un accidente.

¿Qué equipaje llevar?

Como ya comenté en el artículo general sobre Bélgica, debes tener muy en cuenta la época del año en la que viajas tanto para no equivocarte en tus expectativas climatológicas como para escoger bien tu equipaje. Respecto a la ropa, no te olvides del calzado impermeable y de algo para abrigarte. Si viajas en verano, la «rebequita», si vas en invierno el abrigo más gordo que tengas.

Aunque para la mayoría de los destinos te recomendaría justo lo contrario, un par de «por si acasos» no están de más. Nunca sabes si te va a hacer muchísimo calor o mucho frío, así que mejor ir preparada, vestida a capas y con un poco de variedad en la maleta. Y no te olvides de un pequeño botiquín con medicamentos y tiritas, en especial para los resfriados.

Clima en Bélgica, preparativos.
Ultra imprescindible un pañuelo o bufanda para cuidar la garganta del frío y del viento.

Por suerte, Bélgica es un país que se puede visitar bien en pocos días, por lo que escogiendo tus conjuntos de forma inteligente seguro que puedes meterlo todo en una sola maleta/mochila de equipaje de mano. Soy muy partidaria de viajar ligera, pero para Bélgica te lo recomiendo incluso más, en especial si vas a alojarte en más de una ciudad. A nadie le gusta tener que ir cargando con una maleta gigante de una ciudad a otra en el tren.

Consejos

  • Planifica bien los desplazamientos. No sé si es solo cosa nuestra, pero no conseguimos encontrar ningún mapa general de la red de trenes antes del viaje. Además la explicación de las líneas en los carteles de las estaciones es un poco… ambigua. Si puedes investigar por adelantado la línea y el horario del tren que te interesa, mejor.
  • Ten también en cuenta el tiempo que vas a tardar de un sitio a otro. Te estarás moviendo entre ciudades incluso a 100km de distancia. Como referencia te digo que entre Bruselas y Gante hay unos 50km y se tarda alrededor de media hora.
  • Anota los días festivos de las ciudades a las que vayas, en especial en Navidad (1 de enero y 25 de diciembre). Muchos puntos de interés turístico pueden estar cerrados. Infórmate también acerca de si hay planificadas huelgas de transporte, por si acaso.
  • No dejes que el mal tiempo te arruine lo que puede ser un gran día. Disfruta a pesar del clima. En muchas ocasiones la lluvia es pasajera y aunque haga un viento o frío terribles, las ciudades son igual de bonitas. Además, por una parte te dará la excusa perfecta para entrar a comerte un gofre en cualquier sitio, y por otro lado es parte del encanto de este país.
Pin de Pinterest sobre Cómo planear un viaje a Bélgica de Con cuadros y a lo loco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *